Conchas con tu cuerpo

Regresar

Por: Mtra. Martha Otero

Relaja tu cuerpo imitando el sonido del mar y desaparece tus dolores convirtiéndote en conchas
de mar

Te has preguntado ¿cuál es la razón por la que nuestros artículos siempre hacen analogías con personajes, animales o en el caso de hoy con conchitas del mar?

Porque la imaginación es fundamental para que el cuerpo, la mente y el espíritu se conecten y el cuerpo sea capaz de relajarse y ejercitarse de la manera adecuada, sin lastimarse.

En Crettaro Fitness desarrollamos el método y’u®, your body your own technology. y’u® proviene de la palabra en tarasco que quiere decir raíz y como dice la frase en inglés, se trata de usar el cuerpo como nuestra propia tecnología para sanar, mantenernos en forma y en general tener salud integral.

Con este método los niños y adultos adquieren una realidad distinta a lo que viven diariamente, el tic tac del reloj se detiene para disfrutar el presente, el momento, para sentirse y escucharse a sí mismos y a otros, al potenciar todas las capacidades tanto físicas como mentales.

Ahora es momento de usar tu imaginación: Conviértete en conchas de mar para relajar:

*Posición: sentado muy derecho o acostado cómodamente, colocando las manos en forma de concha sobre orejas, ojos cerrados, mandíbula relajada. Tapas tus orejas con tus conchas para conectar con nuestro interior y aislarnos del exterior.
* Inhalas por nariz lento al mismo tiempo que abres y subes las costillas.
* Exhalas por nariz o boca, haciendo un ruido por la garganta para simular el sonido de la espuma de mar.
* Repite de manera continua.

Para ayudar a aislarte del exterior, puedes poner música con el sonido del mar o bajar nuestra App y seguir la voz del video, imaginando que al inhalar las olas del mar llegan hacia la playa y al exhalar regresan.

Conecta tus sentidos con tus recuerdos o tu imaginación trayendo al presente el olor, la visualización, el tacto en tu piel de la brisa y los momentos vividos en el mar.

Conviértete en conchas de mar para aliviar el dolor:

* Posición: sentado muy derecho o acostado cómodamente. Coloca las manos en forma de conchas pequeñas; calienta el cuerpo al dar pequeños golpecitos con tus manos sobre tu pecho, brazos, espalda o piernas, escucha los diferentes sonidos que esto provoca; imagina que las conchas están locas y brincan y bailan sobre tu cuerpo.

* Estos pequeños golpes estimulan la circulación y activan tu cuerpo.

* Después de unos segundos, deja tu mano en forma de concha en el lugar donde sientes dolor y deja que la concha respire haciendo como si fuera una ventosa sobre tu piel, esto hará que el músculo se relaje.

No esperes más inténtalo y ven a Crettaro Fitness donde te enseñaremos a estar, verte y sentirte como quieres.

¿Hace cuánto no usas tu imaginación?
¡Conoce y’u®!